Según Kono Taro, ministro japonés responsable de supervisar el programa de vacunación contra el coronavirus, se exhortará a las empresas a permitir que sus empleados se ausenten del trabajo para vacunarse.

Kono señaló en un programa de internet que en varias ocasiones las vacunas producen efectos secundarios y que la probabilidad de una reacción adversa a esta parece ser más alta que con la vacuna contra la gripe común.

Dice que es habitual que, al recibir la inyección, se desarrollen síntomas como fiebre, hinchazón y fatiga leve al día siguiente.

Habló de la reacción alérgica denominada anafilaxia y señaló que todas las personas en Japón que sufrieron este tipo de reacción se recuperaron, al tiempo que expresó su deseo de que la mayor cantidad de gente posible se inocule, luego de recibir toda la información pertinente.

Cobcluyo que el Gobierno está considerando formas de que la gente pueda tomarse una licencia laboral para inocularse o en caso de que sufra una reacción adversa tras la inyección. (NHK)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here