El presidente, Andrés Manuel López Obrador, pidió este jueves perdón a las víctimas de la represión conocida históricamente como el ‘Halconazo’, ocurrida el 10 de junio de 1971, en la cual un grupo de choque arremetió con palos y armas de fuego a un grupo de manifestantes, con un saldo de al menos 120 asesinados y cientos de desaparecidos.

El mandatario señaló en su conferencia de prensa mañanera que “muchos jóvenes fueron reprimidos, desaparecidos en esos tiempos y todavía sus familiares los están buscando. Desde luego los extrañan, les lloran, y nosotros queremos enviarles un abrazo a todos los familiares de las víctimas de la represión, a 50 años del Halconazo.

López Obrador se reunirá esta tarde con integrantes del Comité 68, grupo estudiantil que participó en las protestas cuando ocurrió la represión y masacre.

El jefe del ejecutivo agregó que ofrecía “en mi carácter de representante del Estado mexicano, una disculpa, un sincero perdón, y el compromiso de la no repetición, de que nunca más se reprima a quienes protestan, a quienes luchan por las transformaciones, por los cambios, a quienes no están de acuerdo con el gobierno”.

La represión también recordada como la Matanza del Jueves de Corpus el 10 de junio de 1971, fue perpetrada por un grupo paramilitar conocido como Halcones, que era formado por integrantes de la policía, quienes atacaron a los estudiantes, sin que las autoridades intervinieran para impedirlo, durante una jornada de protestas estudiantiles, en el contexto de la Guerra Sucia.

López Obrador recordó que en 1971, Luis Echeverría Álvarez era presidente de México y existían grupos creados por el Gobierno para reprimir a civiles, tal como ocurrió con la Dirección Federal de Seguridad, “que actuaba de manera ilegal y era un brazo represor del Estado”.

Echeverría, quien fungió como titular de Gobernación antes de asumir la presidencia, también ha sido señalado históricamente por estar detrás de la matanza de Tlatelolco en octubre de 1968, días antes de la inauguración de los Juegos olímpicos y bajo la presidencia de Gustavo Díaz Ordaz, quien asumió la responsabilidad de la masacre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here