La Organización de las Naciones Unidas demandó la pacificación “urgente” en Bolivia ante la escalada de violencia que se registra en el país sudamericano luego de los comicios generales del pasado 20 de octubre, ganados por el actual mandatario Evo Morales.

Mientras tanto, La Paz vivió este martes otro en protesta por un presunto fraude electoral, con la intensificación de bloqueos de calles en el sur de la ciudad, donde partidarios del opositor Carlos Mesa y simpatizantes de Evo Morales, protagonizaron enfrentamientos.

“Naciones Unidas hace un llamado clamoroso y urgente a los actores políticos, a los sectores sociales, y a todos los bolivianos a reducir tensiones y rechazar todo acto de violencia en estos difíciles momentos que enfrenta el país”, señaló el organismo internacional en un comunicado.

Luego de conocerse los resultados de los comicios que daban la victoria al actual presidente con más del 47% de los votos, la oposición liderada por el candidato del partido conservador Comunidad Ciudadana denunció fraude electoral y llamó a sus seguidores a salir a la calle.

Hoy la Policía Boliviana utilizó gas pimienta para contener las protestas en el barrio de Achumani, cuando sindicalistas del sector del transporte acudieron a desbloquear barricadas levantadas por seguidores de Mesa en esta zona residencial del sur de La Paz.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here