ONU Derechos Humanos en México condena las desapariciones de las defensoras Claudia Uruchurtu Cruz, y Grisell Pérez Rivera y llama a las autoridades a investigar con urgencia.

Uruchurtu fue vista por última vez la noche del 26 de marzo de frente al edificio del Ayuntamiento de Nochixtlán, en Oaxaca, donde protestaba contra la actuación de la policía municipal. Pérez también está desaparecida desde marzo de 2021.

Se la ubica por última vez en la sede de la organización que dirigía, en Tlalmanalco, Estado de México, donde asesoraban a víctima víctimas de desaparición y feminicidio.

La Oficina subraya que, en México, las defensoras de derechos humanos enfrentan violencia por parte de diferentes actores, “incluidos ciertos servidores públicos”, y ésta se ve agravada por la discriminación estructural por motivos de género.

“La impunidad en los crímenes” es “una de las causas que más agravan la vulnerabilidad”, dice la Oficina que asegura que lograr que los “responsables rindan cuentas” es el “más claro mensaje de que estos terribles actos no serán tolerados”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here