Ante la cercanía de la celebración litúrgica de la Virgen de Guadalupe, la Conferencia del Episcopado Mexicano difundió en un comunicado algunas recomendaciones para que esta festividad, sea llevada a cabo con responsabilidad, y que no se convierta en un riesgo para nuestro bien y el de toda la sociedad.

Explica que como Iglesia, al episcopado le interesa, ante todo, cuidar la salud del pueblo, y que entiende el mensaje de la Virgen de Guadalupe, que quiere la vida de su pueblo y la salud de sus hijos, no su muerte.

Apunta que teniendo conocimiento que la Basílica de Guadalupe, estará cerrada del 10 al 13 de diciembre, invita a los fieles de las diversas Arquidiócesis y Diócesis del país, a celebrar prudente y localmente esta fiesta; a no acudir esos días de manera presencial a la Ciudad de México, debido al alto índice de contagios de COVID-19.

En el texto, el Episcopado Mexicano ruega a los fieles anticipar o diferir la visita que

deseen realizar, siempre tomando en consideración los semáforos de salud propios de cada Estado, así como las medidas conocidas de prevención, y evitar acudir en grupos mayores de 10 personas.

Menciona que porque “sabemos que somos un pueblo bendecido por la primera evangelización y por la presencia de Santa María de Guadalupe” piden al pueblo fiel, celebrar piadosamente la fiesta de nuestra Señora de Guadalupe, en Basílicas, Santuarios, Parroquias dedicadas a nuestra Señora, siempre con el aforo permitido por las autoridades sanitarias respectivas.

Asimismo, instan a que toda parroquia o capilla, pueda celebrar esta fiesta guadalupana, para distribuir el número de fieles en cada templo, y así evitar todo tipo de aglomeraciones masivas, riesgos y contagios. Pudiendo realizarse procesiones, de forma prudente, de no más de 10 personas, con la imagen de nuestra Señora de Guadalupe, por las calles y barrios, al interior de las colonias.

De igual forma, y para quien no pueda salir de casa, ni acudir a templos, por situaciones de comorbilidad, minoría o mayoría de edad, síntomas, riesgos, etc, se invita a estos fieles a permanecer en casa, y celebrar la fiesta en familia.

Agrega que en esta ocasión, será la Guadalupana la que saldrá a visitar todos los

hogares del pueblo mexicano y latinoamericano. Por lo que les propone realizar un pequeño altar en casa, y ante una imagen de la Virgen, dedicarle ruegos, oraciones, cirios y misas virtuales, para pedir su auxilio e intercesión, de manera particular por los enfermos, difuntos, y por el anhelado fin de esta pandemia.  

Finalmente, recuerda que las misas dedicadas a la Guadalupana serán transmitidas por diversos y múltiples canales de comunicación, a nivel nacional y diocesano.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here