El aumento de casos de la nueva variante del coronavirus y la disminución de reservas de la vacuna podrían orillar a autoridades de la región metropolitana de París a la aplicación de otro régimen de confinamiento colectivo.

Este fin de semana algunos enfermos fueron trasladados de París a zonas menos densamente pobladas ante la presión existente sobre el sistema sanitario.

El director de la agencia nacional de salud, Jerome Salomon, dijo que “la situación es compleja y tensa y en la región metropolitana de París está empeorando”, por lo que “si tenemos que ordenar otro confinamiento colectivo, lo haremos”.

Salomon reconoció a la emisora BFM que el toque de queda nacional “no ha sido suficiente” para detener el aumento de los casos, sobre de la nueva variante que fue identificada en Gran Bretaña.

El funcionario señaló que en Francia hay más gente en unidades de cuidados intensivos por coronavirus o por otras enfermedades, que la cantidad de camas disponibles para las UCI antes de la pandemia.

Francia registra 90 mil 315 muertes por el virus, una de las cifras mortales más altas del mundo.

El gobierno ha usado los toques de queda y cierres de restaurantes y otros negocios para evitar un cierre total a largo plazo y las repercusiones económicas que ello tendría.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here