El doctor Tedros Adhanom Ghebreyesu, director de Organización Mundial de la Salud afirmó que si algo pide a los jefes de Estado y de gobierno que participarán la semana próxima en el debate de alto nivel de la Asamblea General de la ONU es “una solidaridad genuina y recursos suficientes” para superar la pandemia de COVID-19.

En conferencia de prensa, dijo que son las 2 condiciones indispensables para que el mundo se recupere de la emergencia sanitaria.

A su vez, el doctor Mike Ryan, director de emergencias sanitarias de la OMS, advirtió que  “no podemos aceptar 50 mil muertes a la semana como un número admisible o que está bien…esta pandemia tiene un camino largo, no se va a ir pronto. Hay mucho trabajo que hacer para evitar que se acelere el contagio”.

Para el doctor Tedros, “uno de los grandes problemas que vemos ahora en el mundo es la falta de solidaridad global. Los mayores actores no están trabajando juntos y deberían hacerlo. Si de verdad quieren mostrar su compromiso de vencer esta pandemia tienen que hacerlo por medio de una solidaridad genuina. Eso es lo primero. Y en segundo lugar, tendrían que destinar los recursos que necesitamos para vencer al virus, esperando tener una vacuna”.

Explicó que en el caso de los países que requieren apoyo esos recursos provienen de la ayuda oficial al desarrollo, pero que en este momento esa asistencia es muy pequeña para cubrir las necesidades.

Recordó que hacen falta 35 mil millones de dólares para el Acelerador ACT y que estos no pueden venir de la asistencia oficial al desarrollo, por lo que llamó a los países a usar mecanismos alternativos de financiamiento.

“Necesitamos 2 compromisos de los gobiernos o de los líderes: uno es solidaridad genuina y el otro son recursos para cubrir el costo de vacunas, tratamiento y diagnóstico. Tenemos otras necesidades, pero me centro en éstas porque si las logramos, las otras serán más fáciles de conseguir”, insistió Textos .

El doctor Mike Ryan  destacó por su parte la disminución de la proporción de muertes por Covid-19 a nivel mundial a medida que se mejora el tratamiento y la gente está más alerta para tratarse pronto, además de que se hacen más pruebas y se registran casos más leves debido a que la enfermedad ahora se ha contagiado a grupos más jóvenes.

Reiteró que la pandemia “tiene mucho recorrido por hacer en nuestra sociedad. No está agotada, no va a desaparecer. Especialmente en los países que entran en la temporada de invierno, donde la gente va a estar más tiempo dentro, hay mucho trabajo por hacer para evitar eventos que amplifiquen los contagios, reducir la transmisión, proteger la apertura de las escuelas y a los más vulnerables de enfermar gravemente o morir”.

María Van Kerkhove, directora técnica de la respuesta al coronavirus, aseveró por su parte que para ir recuperando las actividades suspendidas, las sociedades y gobiernos no deben enfocarse sólo en el número de casos, sino que deben desagregar y analizar los datos.

“Debemos estar pendientes de las hospitalizaciones, el número de camas ocupadas, la ocupación en las unidades de cuidados intensivos, el número de personas con oxígeno o respiradores. Estos son parámetros que debemos monitorear para establecer la gravedad de la pandemia en un país, una provincia, estado o distrito para ver el impacto del COVID-19, pero también de otras enfermedades”, señaló.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here