Los integrantes del Laboratorio Crowther de la Escuela Politécnica Federal de Zúrich afirman que en 3 décadas, los sistemas climáticos de más de 3 cuartos de las ciudades del mundo estarán reorganizados para parecerse a las condiciones actuales de otras ciudades situadas a cientos de kilómetros de distancia.

Más aún, al menos 20 % de esas urbes analizadas experimentarán condiciones sin precedentes en ninguna otra del mundo hasta el momento.

Las conclusiones de los científicos derivan de su análisis sobre qué pasará con 520 de las principales ciudades de la Tierra si la temperatura global aumenta 0,5 ºC y se acerca al objetivo menor del Acuerdo de París de 2015, que era 1,5 ºC.

En el reporte publicado en la revista PLOS ONE, los expertos. estiman que el 77 % de esas ciudades sufrirán un “cambio significativo en las condiciones climáticas” que las hará parecerse a sus ‘urbes análogas’.

De hecho, los cambios más drásticos se producirían en latitudes septentrionales: el clima de Londres será como el de la Barcelona de hoy, el de Madrid se parecerá al que tiene Marrakech, el de Seattle se asemejará al de San Francisco y el de Estocolmo al de Budapest.

Explican los científicos que “en Europa, tanto los veranos como los inviernos serán más cálidos, con un aumento promedio de 3,5 °C y de 4,7 °C, respectivamente”, unas variaciones que equivaldrían al hecho de que las ciudades se trasladen unos 1.000 kilómetros al sur, explican los autores.

Las regiones tropicales no tendrían cambios significativos en sus temperaturas, pero sí en las precipitaciones: en los meses de lluvias se volverían un 5 % más húmedas y en las otras épocas serán un 14 % más secas.

Para ilustrar sus análisis, los especialistas crearon un mapamundi interactivo en el que representaron esas 520 ciudades con puntos del azul al rojo oscuros en función de la posible variación en sus temperaturas máximas durante el mes más caliente: desde -1 °C hasta 8 °C, respectivamente.

Para 2050, es probable que 115 ciudades, como Kuala Lumpur, Yakarta o Singapur tengan condiciones climáticas que no existen en ningún lugar del planeta hoy en día. Los cambios principales se centrarían en precipitaciones extremas y más frecuentes combinadas con sequías más severas e intensas.

Tom Crowther, coautor principal del estudio, estima que en la mayoría de las ciudades estas variaciones serían “horribles” y su compañero Jean-Francois Bastin destaca que querían “ayudar a la gente a visualizar el impacto del cambio climático en su ciudad”, una novedad que les afectará “durante sus vidas”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here