En el metro de la ciudad de Nueva York, la gente lleva máscaras como medida preventiva contra el coronavirus.
Expertos de la Organización Mundial de la Salud aseguran que los gobiernos deben tener en cuenta el nivel de circulación del virus, y no solo las tasas de vacunación, antes de eximir a la población de llevar mascarillas

Preguntados por la recomendación en Estados Unidos de que los ya vacunados que dejen de usarlas, incluso en interiores, los expertos aseguraron que tener controlada la transmisión “es clave” y además hay que tener en cuenta otros factores como las variantes que circulan.

“Con altos porcentajes de vacunación se deberían tener bajos niveles de contagios comunitarios, pero hay un periodo de transición mientras aumentan las inmunizaciones y se reduce la transmisión.

Cuanto más mantengamos las medidas de protección, mientras seguimos vacunando, estaremos en mejor posición para decir a los ciudadanos que ya no tienen que llevar mascarilla”, explicó el director de emergencias Michael Ryan.

Además, recordaron que las vacunas previenen que enfermemos de gravedad por el COVID-19, pero “no protegen plenamente del contagio”.

Por otro lado, el director de la Organización pidió a los países ricos que donen dosis antes de vacunar a sus poblaciones más jóvenes.

“Entiendo que algunos países quieran vacunar a sus niños y adolescentes, pero les urjo a que lo reconsideren y en lugar de ello donen más dosis a COVAX”, dijo el doctor Tedros Adhanom Ghebreyesus, que recordó que solo un 0,3% del suministro de vacunas está llagado a países pobres.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here