El periódico inglés The Sun da cuenta de otro escándalo dentro del fútbol local en tiempos de coronavirus.

El futbolista Kyle Walker del Manchester City y la selección inglesa, evadió la cuarentena por el brote de coronavirus para hacerse una fiesta con trabajadoras sexuales.

La pachanga se realizó la semana pasada, horas antes de que futbolistas del City, incluido Walker, lanzarán un mensaje pidiendo a la población a quedarse en casa por la cuarentena.

Una de las trabajadoras sexuales, citadas por The Sun, dijo que la fiesta tuvo lugar en el apartamento de Walker, en la localidad inglesa de Hale, donde además se encontraba uno de los amigos del jugador.

“Kyle debería saber mejor lo que hace”, señaló la joven y agregó que “el deportista “es un hipócrita y pone a las personas en riesgo”.

Walker quiso disculparse y en un comunicado dijo entendía que su posición como futbolista “conlleva ciertas responsabilidades de dar el ejemplo. Como tal, quiero disculparme con mi familia, amigos, mi equipo, los seguidores y público por decepcionarlos. Mis acciones van en contra de lo que debería estar haciendo en cuanto al confinamiento, pero quiero reiterar el mensaje: ‘Quédate en casa, ponte a salvo'”.

Un portavoz del Manchester City dijo que el club está “decepcionado” con el comportamiento del futbolista, por lo que tomará medidas disciplinarias.

“Los futbolistas son modelos a seguir en el mundo y nuestro personal y jugadores han trabajado para apoyar los esfuerzos” de las autoridades en la lucha contra la pandemia, pero las “acciones de Kyle al respecto han contravenido directamente esos esfuerzos”, agregó el vocero.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here