La agencia Fitch Ratings rebajó la calificación crediticia de la deuda de México a “BBB” con un panorama estable, ante el riesgo que representa Pemex en las finanzas públicas, además de una continua debilidad en la perspectiva macroeconómica.

“Fitch Ratings recortó la calificación crediticia de la deuda en moneda extranjera y en moneda local a largo plazo de México a ‘BBB’ desde ‘BBB+’ y modificó la perspectiva a estable desde negativa”, dijo la agencia en un comunicado.

Por otro lado, la agencia calificadora Moody’s conservó la nota crediticia de México en el nivel A3, bajando la perspectiva de ‘negativa’ a ‘estable’.

La reducción de la calificación de la deuda soberana mexicana refleja de acuerdo con Fitch, “una combinación del incremento de riesgo en las finanzas públicas derivado del deterioro financiero en Pemex y una creciente debilidad económica ante las amenazas y tensiones en materia de comercio exterior”.

La decisión fue fundamentada también por “cierta incertidumbre de la política interna y continua restricciones fiscales”, y por la debilidad de Petróleos Mexicanos, que tiene una deuda de 107 mil millones de dólares

Añade Fitch que “los diferenciales de la deuda de Pemex sobre la deuda soberana aumentaron sustancialmente en el primer trimestre de 2019, lo que llevó al gobierno a aumentar el apoyo”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here