La Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral resolvió imponer medida cautelar a 63 servidoras y servidores públicos de distintos niveles, cargos y procedencia partidista en 15 estados, por probable promoción personalizada derivada de la entrega de bienes y productos a la ciudadanía durante la contingencia sanitaria derivada de la pandemia provocada por el virus COVID-19, e hizo un exhorto a las personas que ejercen cargos públicos para que su conducta se ajuste marco constitucional.

Los hechos incluyen a servidoras y servidores de todos los partidos políticos nacionales y de dos partidos políticos locales de entidades como Campeche, Chiapas, Ciudad de México, Coahuila, Estado de México, Guanajuato, Nayarit, Nuevo León, Querétaro, Quintana Roo, San Luis Potosí, Sinaloa, Tamaulipas, Tlaxcala y Veracruz.

Durante abril, mayo y junio de 2020, diversos órganos del INE certificaron y documentaron publicaciones, notas y fotografías en páginas de internet y redes sociales de servidoras y servidores públicos promocionando su participación en la entrega de bienes o productos a la ciudadanía en el marco de la pandemia.

Luego de las investigaciones preliminares, la autoridad electoral determinó iniciar de oficio, Procedimientos Especiales Sancionadores, debido a que tienen que ver con el posible uso indebido de recursos públicos y promoción personalizada, lo que pudiera afectar condiciones de equidad de cara a procesos electorales federal y locales. 

Por votación unánime de las Consejeras Claudia Zavala y Adriana Favela, así como del Consejero Jaime Rivera, la Comisión ordenó a 22 servidoras y servidores públicos que se abstengan de promoverse en actividades de entrega u ofrecimiento de bienes y productos durante la emergencia sanitaria y su respectiva difusión o publicidad, ya que sus publicaciones contienen elementos de promoción personalizada; refieren su nombre y cargo, aparece su imagen y los mensajes publicados en general son realizados en primera persona.

Se consideró que estos hechos podrían constituir una violación a los principios de imparcialidad y legalidad que deben seguir funcionarias y funcionarios públicos, por lo que se determinó que en un plazo no mayor a 24 horas, realicen acciones para eliminar las publicaciones tanto en redes sociales como en páginas de internet.

Del total de servidoras y servidores públicos considerados, la Comisión resolvió improcedente otorgar medida cautelar en 41 casos, ya que las ligas con el material denunciado ya fueron dadas de baja, por lo que se está ante hechos consumados.

En 19 de los 41 casos, la Comisión considera que son publicaciones o material que corresponden a ejercicios de cobertura noticiosa, o aquellas en las cuales la ciudadanía realizó denuncias o las hizo del conocimiento público a través de la mención de fuentes noticiosas, hechos que en principio tienen cobertura legal y, por ende, no existe base para analizarlas bajo la óptica de una medida cautelar.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here