La policía de Hong Kong repelió con granadas lacrimógenas y camiones lanza-agua a manifestantes que lanzaron piedras y cócteles molotov contra las fuerzas de seguridad  en su movilización del domingo cuando  tomaron las calles en los barrios del centro de Hong Kong, Causeway Bay y Central, pese a que la protesta había sido prohibida.

 

Son ya 3 meses de protestas, y la manifestación de fin de semana derivó en enfrentamientos entre policías y grupos radicales que intentaron aprovechar las marcha para entrar a la sede del gobierno hongkongés..

 

Los manifestantes incendiaron una banderola que celebra el 70 aniversario de la fundación de China y colocaron barricadas, además de dañar estaciones de metro, antes de retirarse ante la llegada de cuerpos antidisturbios.

 

Algunos inconformes con la falta de democracia en Hong Kong, acudieron también  al consulado de Gran Bretaña, para pedir a Londres que proteja a los habitantes de su antigua colonia. Algunos cantaron el himno británico haciendo ondear la la antigua colonia de Hong Kong.

 

Hong Kong es foco desde hace semanas por manifestaciones en las que se piden mayores libertades democráticas, movilizaciones no ocurridas desde que la colonia fue devuelta por Gran Bretaña a China en 1997.

 

Hong Kong es una región semiautónoma dirigida bajo el principio de “un país, dos sistemas”, por lo que puede mantener sus libertades enn virtud de un acuerdo sino-británico firmado en 1984, antes del traspaso de la ciudad a China en 1997.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here