Un escándalo más se cierne en torno al Vaticano, luego de que se informara que el obispo argentino Gustavo Zanchetta, responsable de la diócesis de Orán hasta hace poco más de un año, es siendo investigado por acusaciones de abuso sexual.

Zanchetta ha trabajado en APSA, la “inmobiliaria” del Vaticano, y de acuerdo con el portavoz provisional vaticano Alessandro Gisotti, las acusaciones surgieron el pasado otoño dando paso a una “investigación previa”.

En un comunicado, la vocería apunta que el actual obispo de Orán “ha recopilado algunos testimonios” en esa diócesis argentina que deben ser estudiados por la Congregación para los Obispos, y si hay elementos para ahondar la pesquisa, el caso sería tomado por la comisión especial para los obispos.

Zanchetta, de 54 años de edad, fue obispo de la diócesis de Nueva Orán, en la provincia argentina de Salta, entre 2013 y 2017 hasta que presentó su renuncia. y según Gisotti “las razones de su dimisión tiene que ver con su dificultad de gestionar las relaciones con el clero diocesano, a las relaciones muy tensas con los sacerdotes de su diócesis”.

Abandonó Argentina y se fue a España hasta que fue nombrado asesor del ente para la Administración del Patrimonio de la Sede Apostólica que gestiona los bienes y propiedades de la Curia Romana, por su “capacidad para la gestión administrativa.

No hubo constancia de ninguna denuncia por abuso sexual en el momento de su nombramiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here