Un reciente estudio comparativo que ha elaborado la Red Terrestre Global para el Permafrost publicado por la revista Nature Comunications, revela que más o menos una sexta parte de las áreas terrestres de nuestro planeta se consideran permafrost, vocablo de origen inglés que se refiere a las regiones donde el suelo permanece congelado durante todo el año.

El cambio climático está dejando secuelas en ellas y se pone como ejemplo de ello lo que sucede en la lejana Siberia, territorio de Rusia.

El trabajo constata el aumento de temperatura en estos suelos congelados, y  recogió datos durante la última década de 123 perforaciones realizadas en diferentes zonas del permafrost, donde se colocaron sistemas de medición a una profundidad de diez metros

Los resultados indican que la temperatura aumentó en 71 de los 123 pozos; en 5 de ellos el permafrost ya estaba descongelado, lo que refleja que se está calentando no solo en puntos individuales, sino en todo el mundo.

Los cambios térmicos más notables se han dado en dos pozos ubicados en el ártico siberiano, con incrementos de 0,9 y 0,93 grados.

Los científicos informan que estos terrenos congelados almacenan grandes cantidades de materia orgánica y cuando estas áreas comienzan a derretirse, comienza la liberación y descomposición de aquella.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here