El presidente Andrés Manuel López Obrador aseguró que su gobierno no permitirá ningún operativo como el llamado ‘Rápido y furioso’ en el que agentes estadounidenses otorgaron armas a los cárteles de la droga mexicanos en 2010.

El mandatario advirtió en su. conferencia mañanera que “mientras estemos en el Gobierno no se va a permitir ningún operativo como el de Rápido y Furioso porque eso, si recuerdan, fue una violación flagrante a nuestra soberanía, que causó mucho daño, porque se permitió que entraran armas para supuestamente seguir a miembros del crimen organizado y esas armas se perdieron”.

Agregó que “luego se demostró que se usaron para cometer crímenes y fue un rotundo fracaso el plan”.

Este operativo ‘Rápido y furioso’ implicó que la Agencia de Alcohol, Tabaco, Armas de Fuego y Explosivos de Estados Unidos dio armas a los cárteles de la droga mexicanos entre 2009 y 2011 para, decían, rastrear el flujo ilícito de armamento sin conocimiento del Gobierno de México encabezado por Felipe Calderón.

Posteriores investigaciones revelaron  que las armas que “se dejaron caminar”, como se llamó a esa táctica, fueron usadas por grupos criminales en México contra la población civil.

Por su parte, la Secretaría de la Defensa Nacional de México presentó un informe sobre el flujo de armas en el país y mencionó que de  2009 a 2019, se estima que ingresaron 2 millones de armas ilegales a México, en su mayoría provenientes de Estados Unidos.

El secretario de la Defensa Nacional, Luis Cresencio Sandoval, dijo que el principal flujo de armas se da a través de camiones modificados para pasar armamento ilegal a través de las aduanas y apuntó que han realizado  aseguramientos en diferentes formas.

“La mayoría en vehículos de transporte de carga que hacen las modificaciones para poder meter las armas en la estructura de los vehículos particulares”, añadió.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here