El presidente Andrés Manuel López Obrador reiteró este lunes que su gobierno seguirá entregando los recursos de programas sociales y apoyos directamente a los beneficiarios y no a través de organizaciones ni funcionarios.

Durante su conferencia mañanera, ratificó que “no se va a entregar dinero a organizaciones como era antes. No habrá partidas de moche que repartían diputados a gobiernos estatales o municipales. No se acepta el influyentismo”.

El presidente afirmó que “no hay proveedores predilectos del régimen, hay transparencia en las licitaciones, ganan los que ofrecen mejores precios y calidad en todo sentido. Es un cambio”.

El mandatario señaló que ya no hay corrupción en el gobierno federal. “Lo puedo decir ya, se acabó la corrupción, el bandidaje oficial, ya no van a seguir robando”, expresó.

De igual forma se refirió a los señalamientos en los que se le señala como racista por dar preferencia a los adultos mayores indígenas para obtener una pensión, y expresó que le gustaría que “quienes cuestionan esta decisión visitaran las comunidades indígenas y que ellos mismos se compararan”.

De acuerdo con López Obrador, se trata de “darle más al que tiene menos, no puede haber trato igual entre desiguales”, y remató advirtiendo que “si eso les molesta, si darle atención preferente a los indígenas, es racista que me apunten en la lista”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here