Autoridades sanitarias de Dinamarca anunciaron oficialmente que ya no utilizarán en definitiva la vacuna contra el coronavirus de la farmacéutica AstraZeneca, debido a sus “graves” efectos secundarios.

El director de la Agencia Nacional de Salud, Soren Brostrom, señaló hoy en conferencia de prensa. que pese a los dictámenes del regulador europeo y de la Organización Mundial de la Salud a favor de su uso, “la campaña de vacunación en Dinamarca continúa sin la vacuna de AstraZeneca”.

Dinamarca es así el primer país de Europa en suspender definitivamente el uso de la vacuna, luego de ser también el primero en detener las inoculaciones con el fármaco el 11 de marzo, luego de reportes en el sentido de casos excepcionales de coágulos sanguíneos, combinados con bajo nivel de plaquetas y sangrado.

Pese al dictamen favorable de la Agencia Europea de Medicamentos para su uso, los daneses mantuvieron su suspensión además de su vecina Noruega, para investigar sobre la relación entre estos pocos casos graves y la vacunación.

La Agencia confirmó el 8 de abril la existencia de casos de trombosis pero poco frecuentes, considerando que los beneficios de la vacuna siempre superaban a los riesgos. La mayoría de los países europeos que habían suspendido el uso de la vacuna la reanudaron con un límite de edad establecido.

Sudáfrica renunció al uso del fármaco anglo sueco en febrero argumentando que su eficacia está en duda ante la variable que asola el país. Estados Unidos, al igual que Suiza, todavía no la autorizan, y Venezuela no la usará argumentando efectos secundarios.

Las autoridades plantean para las cerca de 150 mil personas que recibieron una dosis de esa vacuna se les ofrecerá otra para su segunda dosis, y esta decisión

prolongará varias semanas en el programa de inmunización danés, que preveía la vacunación de todos los mayores de 16 años para julio.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here