Las autoridades de la región alemana de Baviera hicieron oficial la suspensión de la “Oktoberfest”, conocida como la más multitudinaria fiesta de la cerveza del mundo, programada para llevarse a cabo entre el 19 de septiembre y el 4 de octubre próximos en la ciudad de Múnich.

Celebrar una versión reducida de la “Oktoberfest” como alternativa, “no tiene sentido”, por lo que “lamentablemente, 2020 será un año sin ‘Wiesn’ (apócope de Theresienwiese, nombre del festival)”, dijo el jefe del Gobierno de Baviera, Markus Söder,

En conferencia de prensa, expresó que “el riesgo es sencillamente demasiado grande, no se puede trabajar con distanciamiento y mascarillas en el prado, simplemente no funciona”, al referirse al recinto donde se celebra la fiesta, llamada en español como Prado de Teresa.

Precisó que tanto él como el alcalde de Múnich, Dieter Reiter, son “de por sí los mayores fans” de la que calificó la “fiesta más significativa e importante del mundo”, pero aclaró que “vivimos en otros tiempos, y vivir con el coronavirus significa también vivir con cuidado”.

El alcalde muniqués habló de un “momento difícil” y un “trago amargo” tanto emocional como económicamente y recordó que los 16 días de la “Oktoberfest” se traducen en una rentabilidad de entre 1.200 y 1.300 millones de euros en un evento que atrae a unos 6 millones de visitantes que cada año.

“Pero en estos tiempos sencillamente no se pueden celebrar fiestas populares”, lamentó, y expresó su esperanza de recuperar el año que viene la “Oktoberfest”, de manera “más alegre e intensiva” si cabe.

Por otro lado, Las fiestas de los Sanfermines, conocidas mundialmente por sus encierros de toros, fueron suspendidas para este año debido a la pandemia de coronavirus, anunció el Ayuntamiento de la ciudad de Pamplona.

La alcaldesa en funciones, Ana Elizalde, dijo en rueda de prensa que no descarta que los festejos puedan celebrarse varios meses después de su fecha tradicional, entre el 6 y el 14 de julio de cada año, para lo que habría “flexibilidad”, pero advirtió que “la salud es lo primero”

Elizalde ejerce el cargo luego de que su titular, Enrique Maya, convalece de COVID-19, y reconoció que la suspensión, “por muy esperada que fuese, no deja de producirnos a todos un poso de tristeza”.

El programa incluye de actividades de todo tipo como conciertos musicales, y un concurso internacional de fuegos artificiales, en una semana en la que se paraliza casi toda la actividad de esta ciudad de 200 mil habitantes.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here