El secretario general de la Organización de los Estados Americanos, Luis Almagro, dijo que la presión de Estados Unidos sobre el gobierno de Nicolás Maduro es “fundamental” para el éxito del diálogo para resolver la crisis en Venezuela y pidió incrementarla.

Para el uruguayo, el diálogo entre Gobierno y oposición, que conversaron esta semana bajo la mediación de Noruega en Barbados, depende de la campaña de “sanciones” y “amenazas creíbles” de Estados Unidos para forzar un cambio de régimen en Caracas.

Almagro explicó en la sede de la OEA que “más que lo que se negocie sobre la mesa propiamente de negociación, si sale algo de allí va a ser por los factores externos, como la presión de sanciones y otras amenazas creíbles que realiza la administración de Estados Unidos”.

Opositor a Maduro, cuyo gobierno considera ilegítimo y “criminal”, Almagro enfatizó que “cuando empieza un proceso de diálogo no puede reducirse la presión ni interna ni externa sobre la dictadura”.

Añadió que “hay que aumentarla, porque los resultados van a depender de que se aumente esa presión”, y dijo que el “proceso Oslo-Barbados” requiere “esencialmente” de la presión de Washington sobre los elementos que “oprimen al pueblo venezolano”, en particular “el factor cubano”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here