Ningún sistema de salud del mundo está preparado para cubrir las necesidades de almacenamiento y transporte de la cadena de frío de 2 de las vacunas de la COVID-19 que se encuentran en la tercera fase de ensayos clínicos, entre ellas la anunciada este lunes por la empresa farmacéutica Pfizer, afirmó la agencia regional de salud de la ONU.

El subdirector de la Organización Panamericana de la Salud, el doctor Jarbas Barbosa, explicó que de las 10 vacunas en la tercera fase de ensayos clínicos, 2 utilizan la tecnología “de usar material genético del virus” y que no hay ninguna otra vacuna utilizada en el mundo que comparta estas características.

“Entonces ningún sistema de salud en el Caribe, en América del Sur, en los Estados Unidos, en Europa están listos para manejar estas vacunas porque se necesita tener un almacenamiento a -70ºC. Si los países van a utilizar esas vacunas tendrán que preparase. Las otras 8 vacunas que están en fase 3 sí se pueden manejar en las cadenas de frío que encontramos hoy en cualquier país”.

Barbosa indicó que la Organización Panamericana de la Salud está hablando con instituciones financieras para fortalecer las cadenas de frío de los países ya que cualquier nación que quiera usar la vacuna va a necesitar cambios o conseguir nuevos almacenes para conservarla a esa baja temperatura.

Sin embargo, especificó que cuando la vacuna llega a las salas de vacunación no es necesario que se encuentre a -70ºC ya que se puede almacenar entre 2ºC y 8ºC por un lapso de hasta 5 días.

“El problema va a encontrarse en los almacenes centrales y en el transporte y ahí ha de haber una inversión, pero este es un desafío para todo el mundo ya que por primera vez vamos a tener vacunas con estas características disponibles”, destacó.

Con relación a la evolución de la enfermedad, Barbosa destaco que durante la última semana se reportó una media de 150 mil casos diarios de COVID-19 en el continente americano.

“Desde el inicio de la pandemia, casi 22 millones de personas han sido infectadas con COVID-19 en nuestra región, y más de 660 mil han muerto como resultado del virus”, recordó.

El subdirector de la OPS resaltó la constante subida de casos del coronavirus en América del Norte en la mayoría de los estados de Estados Unidos, partes de Canadá y algunos estados de México que están sufriendo picos de casos.

Sin embargo, señaló que más al sur, “algunos países y regiones lo están haciendo mejor que otros”.

En el Caribe destacó que, gracias a la vigilancia efectiva de la enfermedad, en países como Las Bahamas se adoptaron medidas rápidas de control, como el rastreo de contactos, que evitaron el descontrol de los picos reportados durante las últimas semanas

“En Sudamérica, Chile, Paraguay y Uruguay han mantenido la transmisión bajo control y han aplanado sus curvas epidemiológicas. Y los casos en Argentina, que experimentaron un pico de transmisión en septiembre y octubre, están disminuyendo gracias a una mejor coordinación entre las provincias”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here