En un máximo de cuatro días será repatriado a Guatemala el cuerpo de Jakelin Caal, la niña de siete años de esa nacionalidad que murió en Estados Unidos luego de ser apresada junto a su padre por autoridades de la Patrulla Fronteriza. Jakelin Caal falleció el 8 de diciembre pasado en el hospital Providence de El Paso, Texas.

Jakelin y su padre Nery Caal Cuz (29 años), del  Alta Verapaz, Guatemala, fueron detenidos la noche del 6 de diciembre cerca de la localidad de Lordsburg, en Nuevo México, Estados Unidos junto a un grupo de 163 personas migrantes que se entregaron a los agentes de la Patrulla Fronteriza.

Luego de la detención, la niña presentó vómitos y fiebre,contó el cónsul, a quien el padre dijo que funcionarios de la Patrulla Fronteriza recién acudieron a su llamado de ayuda “30 minutos después”. El 7 de diciembre tuvo más vómitos y fiebre y fue cuando la trasladaron al hospital.

Ese día al “mediodía la niña tuvo un ataque cardíaco, no sabemos las causas, el padre contó que la intervinieron y fue restablecida su salud, una hora después la niña sufrió un episodio cardíaco y tuvo una nueva intervención y lograron reanimarla”, afirmó el cónsul. “Es una situación muy difícil para el padre, estuvo todo el tiempo en la sala de emergencia”.

El 18 de diciembre, el cónsul partió desde El Paso acompañado el vehículo que transportaba el cadáver de la niña hasta la ciudad de Laredo, en Texas, “donde nos apoyan con cumplir con los requisitos necesarios que solicitan las aerolíneas para transportar un cuerpo”. El viaje dura 10 horas y luego se intentará conseguir el vuelo más próximo a Guatemala.

Al llegar a la capital de ese país, el cuerpo será trasladado por tierra durante ocho o nueve horas hasta la comunidad donde vive la familia de Jakelin. “La familia solicitó que la niña pudiera regresar lo más pronto posible, la canciller de Guatemala, Sandra Jovel, se comunicó con este consulado para instruir que se hiciera lo que fuera necesario para repatriar a la niña lo más pronto posible”.

El 10 de diciembre se le hizo una autopsia a la niña pero la oficina forense indicó al consulado “que no iban a tener el resultado antes de dos semanas, la segunda semana está en curso”. Pese a que el resultado del estudio forense aún no está, el consulado logró “conseguirla certificación de la oficina forense del fallecimiento de la niña para luego en la Corte del condado de El Paso, que fuimos hoy [18 de diciembre], que nos pudieran generar el certificado de muerte aun cuando la causa de la muerte no estuviera establecida”, indicó el diplomático.

Luego de conseguir la aprobación para repatriar el cuerpo,el cónsul comunicó a Nery Caal y también a su esposa Claudia que ya podía comenzar el viaje de la niña de regreso a Guatemala. El cónsul Paniagua aclaró que “sigue pendiente la causa de muerte, se ha hablado muchas cosas, pero nosotros como consulado de Guatemala, como Ministerio de Relaciones Exteriores,estamos diciendo que no podemos especular, solo por medio del informe de la autopsia vamos a saber realmente qué fue lo que pasó, cuáles fueron las razones por las cuales la niña falleció”.

El Departamento de Seguridad Interna informó que Jakelin Caal murió por un shock séptico según los médicos que la atendieron en el Hospital Providence. Nery Caal no podrá acompañar el cuerpo de su hija ya que pese a que fue liberado por razones humanitarias, deberá presentarse ante las autoridades estadounidenses en enero por el caso de intento de ingreso irregular como migrante.

El consulado le facilitará un asesor legal, además de apoyo, indicó Paniagua. Caal, contó el cónsul, es un hombre que aparenta más edad, en Guatemala fue agricultor toda su vida, se dedicaba en los últimos meses a cosechar maíz con su padre. Además de Jakelin, tiene dos hijos varones de cinco, nueve años y una niña de seis meses. El 14 de diciembre pudo despedirse de Jakelin en un espacio de la funeraria de El Paso, luego de la gestión del consulado.

Este año, el consulado no ha tenido casos similares a los de Jakelin, pero sí ha asistido a familiares de nueve personas fallecidas en el intento de migrar a Estados Unidos, la mayoría murió por lo complicado del camino, afirmó Paniagua. En mayo pasado, otra niña inmigrante murió luego de ser detenida por autoridades fronterizas de Estados Unidos.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here