El decreto que prohíbe el uso de glifosato y maíz genéticamente modificado en territorio mexicano, podrá ser aplicado a dicha empresa por las autoridades, mientras se resuelve si se le concede el amparo.

Esto, luego de que el Juez Sexto de Distrito en Materia Administrativa, Francisco Javier Rebolledo Peña, negara la suspensión definitiva a la transnacional Bayer-Monsanto en el juicio de amparo que ésta promovió contra el decreto, según se publicó hoy en la lista de acuerdos de los Juzgados Federales.

Como se recordará, Bayer-Monsanto había solicitado que no se aplicara el decreto presidencial, en respuesta a esta determinación organizaciones de la sociedad civil se movilizaron y enviaron al impartidor de justicia una carta de petición con 7 mil 80 firmas de personas, colectivos, organizaciones y comunidad campesina, académica, investigación, defensoría de derechos humanos y sociedad civil, en la que se pedía no conceder la suspensión definitiva solicitada por el gigante de la agroindustria con más de 10 mil demandas en todo el mundo en contra, por los daños que ocasiona el glifosato a la salud de las personas y de los ecosistemas.

Las organizaciones agrupadas en la Campaña Sin Maíz No Hay País, reclamaron al juez que hubiese otorgado en contravención a la Ley de Amparo la suspensión provisional, y le solicitaron no otorgara la definitiva, por atentar contra el interés social y las disposiciones de orden público.

El Juez Rebolledo Peña decidió favorecer el interés general y los derechos humanos de la población a un ambiente sano, a la biodiversidad, a la salud y a una alimentación adecuada, tal como se argumentó en la carta de petición.

Si bien es cierto que el juicio continúa e incluso Bayer-Monsanto puede  interponer un recurso de revisión, al negarse la suspensión definitiva y ser revocada la suspensión provisional por el Noveno Tribunal Colegiado de Circuito en materia administrativa de la Ciudad de México el pasado 3 de mayo, el Decreto Presidencial de la sustitución progresiva de glifosato y la prohibición de maíz transgénico en México se seguirá aplicando en sus términos, hasta que se resuelva el amparo.

A su vez, la Secretaría de Medio Ambiente y Recursos Naturales reconoció el trabajo de laautoridad judicial que lleva este caso y reitera su compromiso de seguir trabajando con otras dependencias del gobierno de México en el proceso paulatino para sustituir el uso de agroquímicos por alternativas que no afecten la salud y el medio ambiente.

Para la Semarnat, este resolutivo representa un paso importante para seguir avanzando, ya que fortalece las acciones emprendidas para la transición a una producción de alimentos sana y en beneficio de los mexicanos, así como de protección a la biodiversidad que está siendo afectada por el uso de herbicidas, como es el caso de los polinizadores

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here