La norteamericana Nicole Poole Franklin, detenida hace unos días en el estado de Iowa por atropellar a una adolescente porque pensaba que era mexicana, tiene ya un cargo más por intento de homicidio, luego de que la Policía determinara que horas antes de atropellara a la joven de 14 años, había embestido a un niño afroamericano de 12 años.

Ambos hechos se produjeron en el condado de Polk el 9 de diciembre, y fuentes citadas por el diario The Washington Post. indican que Franklin recibió una primera acusación de intento de asesinato tras admitir que había atropellado a la chica intencionalmente e hiciera ” declaraciones despectivas sobre los latinos”.

La prensa de Polk reportó que las autoridades habían descubierto que menos de 2 horas antes de ese ataque, la mujer arrolló con su vehículo a un niño afroamericano que caminaba cerca de la zona donde ella vive. Testigos afirman que Pole aceleró el auto y se subió a la acera para golpear al chico en una pierna y huir del lugar.

Las heridas que sufrió el niño fueron leves mientras que la niña tuvo que ser hospitalizada y regresó a clases en una semana.

La policía arrestó a Franklin en una tienda donde intentó robar algunos artículos, y la policía precisó que cuando fue detenida, se encontraba bajo efectos de metanfetamina.

Ahora, Pole es acusada de 2 intentos de asesinato, además de asalto, robo e intoxicación pública, y por cada cargo de intento de homicidio puede enfrentar hasta 25 años de prisión.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here