Las muertes por coronavirus en América Latina siguen en ascenso, y los casos repuntando, alertó la Organización Panamericana de la Salud.

La transmisión sigue “muy activa en demasiados lugares de la región”, dijo la directora de la Organización.

Las muertes también siguen en número muy altos con 34 mil fallecidos la semana pasada. Brasil, Perú, Chile y Paraguay tienen las tasas más altas.

“De hecho, unos países de nuestra región, incluyendo a Paraguay, Uruguay y Cuba están experimentando brotes de mayor magnitud en 2021 de los que experimentaron en 2020”.

A la OPS le sigue preocupando particularmente la situación en Brasil, que es el resultado, dijeron de haber aplicado, durante las Navidades y el Carnaval, medidas que son “mejorables”.

La variante P1 presente en el país es más contagiosa y está llevando a más jóvenes a la UCI.

El tipo P1 está presente en ocho países o territorios de América del Sur (Argentina, Chile, Uruguay, Perú, Colombia, Paraguay, Venezuela y la Guyana Francesa); en los 3 países de Norteamérica; así como en Panamá y algunos países del Caribe.

La OPS insistió en que se necesitan más vacunas, pero incluso en Chile, donde se ha vacunado a más población, está sufriendo un aumento de casos porque “la vacuna necesita algún tiempo para reducir la transmisión” por lo que insisten en seguir aplicando las medidas de salud pública que funcionan. Se calcula que si el 95% de la población lleva mascarilla se pueden salvar 44.000 vidas de aquí al 1 de julio. (Naciones Unidas)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here