El número de niños desplazados internos por violencia, conflictos y desastres naturales aumentó el año pasado hasta una cifra récord de aproximadamente 19 millones de menores, apunta un nuevo informe del Fondo de las Naciones Unidas para la Infancia publicado este martes.

Según describe el estudio de UNICEF titulado “Lost at Home”, hubo 12 millones de nuevos desplazamientos de niños en 2019: 3,8 millones de ellos causados por conflictos y violencia, y 8,2 millones por desastres relacionados principalmente con eventos climáticos.

La pandemia de la COVID-19 solo ha servido para empeorar la situación de los menores como advierte la secretaria ejecutiva de UNICEF, Henrietta Fore, cuando indica que millones de ellos ya se encuentran actualmente en situaciones de falta de atención y protección adecuadas.

“Cuando surgen nuevas crisis, como la pandemia de COVID-19, estos niños son especialmente vulnerables. Es esencial que los gobiernos y los socios humanitarios trabajen juntos para mantenerlos seguros, sanos, con capacidad de aprendizaje y protegidos”, dijo.

Así, el distanciamiento físico no suele ser posible en los campamentos o asentamientos informales superpoblados que carecen de los servicios de higiene adecuados, creando condiciones muy propicias para la propagación de la enfermedad.

El informe analiza los riesgos a los que se enfrentan los niños desplazados internamente como el trabajo y el matrimonio infantil o la separación familiar, e incluye las medidas que se necesitan urgentemente para protegerlos.

Por eso, el estudio pide inversiones estratégicas y un esfuerzo conjunto por parte de Gobiernos, sociedad civil, sector privado, agentes humanitarios y l propios niños para enfrentarse a los elementos específicos que provocan el desplazamiento de los menores, en particular la violencia, la explotación y los abusos.

Del mismo modo, UNICEF también solicita a los gobiernos que forman parte del Grupo de Alto Nivel sobre el Desplazamiento Interno, establecido por el Secretario General de las Naciones Unidas, António Guterres, que adopten medidas concretas e inversiones que contribuyan a proporcionar protección y un acceso equitativo a los servicios para todos los niños y niñas desplazados internamente y sus familias.

Según el informe, para cumplir con este objetivo es fundamental disponer de datos de mejor calidad, puntuales y accesibles, desglosados por edad y por género, con el objetivo de mejorar la comprensión colectiva de cómo el desplazamiento interno afecta a los niños y sus

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here