Miles de personas hastiados de restricciones, se movilizaron este sábado en Stuttgart y otras ciudades alemanas para protestar contra las medidas impuestas por el gobierno para frenar otro brote de coronavirus

Mientras se mantiene la polémica sobre el endurecimiento de las restricciones frente a la tercera ola de Covid-19, la policía reporta que los inconformes “hicieron caso omiso” a las reiteradas peticiones de respetar las normas de salud, entre ellas el uso de mascarilla y el distanciamiento social.

El movimiento denominado “Querdenken” (pensamiento lateral) se manifiesta regularmente en Alemania desde el comienzo de la pandemia de coronavirus y aglutina tanto a miembros de la extrema izquierda como de  la extrema derecha, partidarios de las teorías de la conspiración, escépticos de la pandemia, familias con niños y detractores de la vacunación.

En Stuttgart, donde se surgió el movimiento en 2020, los manifestantes pidieron en sus carteles el “fin de la dictadura del COVID-19”, en momentos en lis que se analiza en el gobierno endurecer las medidas.  

La canciller Angela Merkel es partidaria de medidas estrictas para contener el virus, mientras que la tasa de incidencia se ubicó este sábado en 131 casos por cada 100 mil habitantes en una semana.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here