Mostró que sigue siendo una de las mujeres más populares del mundo: la ex primera dama estadounidense Michelle Obama apareció de manera sorpresiva en la 61 edición de los premios Grammy celebrada en el Staples Center de Los Ángeles.

Acompañada por Jennifer López, Lady Gaga, Jada Pinkett Smith y Alicia Keys, la esposa del expresidente Barack Obama dijo que “desde los discos de Motown que desgasté en el Southside a las canciones de Quién hace funcionar el mundo que me dieron energía a lo largo de última década, la música siempre me ayudó a contar mi historia”.

Michelle, que tuvo un gran éxito editorial con sus memorias tituladas Becoming, mencionó que sabe que ello “es cierto para todos aquí. Nos guste el country, el rap o el rock”.

Entre los aplausos de los asistentes al Staples Center, la ex primera dama aseguró, que la música ayuda a la gente a compartir “su dignidad, sus tristezas, sus esperanzas y sus alegrías”. “Nos permite escucharnos los unos a los otros.”

“La música muestra que todo eso importa: cada historia en cada voz, cada nota en cada canción”, dijo Obama.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here