El Gobierno de México lamenta los enfrentamientos violentos del pasado sábado 23 de febrero en distintos puntos del territorio fronterizo de Venezuela, y en un comunicado, reitera su llamado a todas las partes involucradas, internas y externas, a rechazar categóricamente el uso de la fuerza y encontrar una salida pacífica a la situación por la que atraviesa ese país.

Menciona que el Mecanismo de Montevideo es una opción de diálogo viable e incluyente, con un plan estratégico concreto, que se mantiene como alternativa hacia una solución pacífica y que cobra mayor pertinencia, a la luz de los acontecimientos más recientes.

El texto agrega que de existir un acuerdo entre ambas partes para dialogar, México reitera su disposición para apoyar y desplegar un instrumento efectivo de diplomacia diseñado para la resolución de conflictos de forma pacífica

Mientras tanto, Estados Unidos pidió una nueva reunión en el Consejo de Seguridad de la Organización de las Naciones Unidas para tratar la situación en Venezuela.

La reunión fue solicitada para este martes, y sería el segundo encuentro en este organismo para hablar sobre Venezuela, después del realizado el pasado 26 de enero, también convocado por Estados Unidos.

El Grupo de Lima informó por su parte que llevará el caso de Venezuela a la Corte Penal Internacional, informó el canciller de Colombia, Carlos Holmes Trujillo.

Al término de la reunión de este grupo en Bogotá, el canciller Holmes leyó la “Declaración Final”, de 18 puntos, y señaló que los asistentes determinaron como “crímenes de lesa humanidad”, “la violencia del régimen contra la población civil y la denegación del acceso a la asistencia internacional”, en referencia al intento del pasado sábado 23 de febrero, de ingresar camiones con ayuda humanitaria desde Colombia y Brasil

Las acciones decididas en Bogotá contemplan solo medidas diplomáticas y ninguna menciona la intervención militar en Venezuela, a petición de la mayoría de los asistentes.

El grupo señaló que “la transición a la democracia debe ser conducida por los propios venezolanos pacíficamente y en el marco de la Constitución y el derecho internacional, apoyada por medios políticos y diplomáticos, sin uso de la fuerza”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here