El presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, dijo esta mañana que no responderá de manera “desesperada” ante el anuncio del mandatario estadounidense Donald Trump de elevar los aranceles de 5% a las mercancías mexicanas, como medida de represalia por nuestra política migratoria.

En su conferencia mañanera, López Obrador dijo que “no vamos a contestar de manera desesperada, vamos a esperar tiempo, la evolución de esta situación”, y señaló que el pueblo mexicano no merece el trato recibido por parte de Trump.

Precisó que “ellos van a rectificar porque el pueblo de México no merece un trato como el que se quiere aplicar. Nosotros siempre hemos atendido, escuchado los planteamientos del Gobierno de Estados Unidos”.

Indicó que ha recibido llamadas de apoyo incluyendo personas de distintos sectores para hacer frente a las medidas de Trump, y pidió a los mexicanos paciencia, pues consideró que Washington tendrá que rectificar ante la imposición arbitraria de aranceles.

El jefe del ejecutivo confió en que habrá una rectificación, “si no de inmediato, la tiene que haber, porque estas medidas no convienen a los mexicanos pero tampoco a los estadounidenses. “Yo creo que la opinión de los ciudadanos en México y Estados Unidos. va a estar a favor del libre comercio, no de impuestos, aranceles o cerrar nuestras economías”.

Aseguró que habrá unidad nacional, y que “va a solidarizarse todo el pueblo de México tanto en nuestro país como los mexicanos que viven y trabajan en Estados Unidos”, y en cuanto al tratado comercial que deben ratificar los congresos de México, Canadá y Estados Unidos, el presidente puntualizó que esta situación no detiene el proceso.

Por su parte, el Consejo Coordinador Empresarial considera que la posición expresada por el Presidente de los Estados Unidos, de aplicar aranceles a los productos mexicanos, resultaría violatoria del Tratado de Libre Comercio de América del Norte vigente, y de las reglas de la Organización Mundial del Comercio.

En un comunicado, afirma que no existe justificación para la posible aplicación de dichos aranceles, que causarían daños a exportadores mexicanos, pero también a consumidores y productores estadounidenses. Los asuntos migratorios no deben contaminar y perjudicar la estrecha relación comercial que existe entre ambos países, y que siempre ha sido fuente de enormes beneficios para los trabajadores, consumidores, ciudadanos y empresarios de México y Estados Unidos. 

El comunicado de los empresarios mexicanos dice que el anuncio resulta también incongruente con la productiva colaboración establecida entre ambos países en el ámbito comercial para la ratificación del T-MEC, que se materializó el día de hoy en la presentación del acuerdo comercial ante los poderes legislativos para su aprobación, por lo que confían en que pueda prevalecer el diálogo y que se construyan soluciones conjuntas a los problemas comunes, como la migración, sin dañar el futuro de desarrollo y prosperidad compartida que buscamos alcanzar.

“México se ha aprovechado de estados por décadas. debido a los demócratas nuestras leyes de migración son malas. México hace una fortuna desde Estados Unidos. Desde hace décadas puede solucionar fácilmente el problema. ¡es hora de que hagan finalmente lo que deben hacer!”, dice el nuevo tuit del norteamericano, dirigido aparentemente a los demócratas en el Congreso

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here