La Polícia chilena detuvo el viernes a 136 personas durante las violentas protestas en Santiago y otras ciudades del país andino, 50 días después de que estalló la crisis social en Chile, informó este sábado el gobierno.

Asimismo, el número de personas con heridas oculares graves supera las 350 y en un balance de la jornada entregado por la Subsecretaría del Interior, se reportan “11 eventos graves” entre saqueos e incendios en el comercio, ataques a comisarías, y un autobús del transporte público quemado”.

Entre los incidentes destaca una vez más el incendio que se registró por tercera vez desde que comenzó la crisis en una antigua casona patrimonial, sede de la Universidad Pedro de Valdivia cerca de plaza Italia, foco de las manifestaciones en Santiago.

En medio de las protestas, centenares de encapuchados se enfrentaron a la Policía, en la capital del país así como en ciudades como Valparaíso y Concepción, dejando 63 heridos entre civiles y uniformados.

Por otro lado, las lesiones oculares que han sufrido los manifestantes en las protestas alcanzaron suman 352 desde el inicio de la crisis según el Instituto Nacional de Derechos Humanos, y de entre estos afectados, hay 2 personas que quedaron ciegas producto de balines y perdigones.

Coincidimos con la Comisión Interamericana de Derechos humano, hay conductas reiterativas en orden al uso y abuso de escopetas antidisturbios”, dijo Sergio Micco, director del Instituto, y agregó que “coincidimos que estamos frente a una situación de denuncias sobre violaciones graves a los derechos humanos”, replicando así  las críticas de organizaciones como Human Right Watch y la CIDH, por las quejas de manifestantes ante el excesivo uso de la fuerza por parte de agentes de seguridad del estado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here