En 2020 al menos 50 periodistas fueron asesinados en el mundo, y desde enero de 2021 hasta el 3 de mayo, Reporteros sin Fronteras contabiliza ya 8 asesinatos.

En el marco del Día Mundial de la Libertad de Prensa este 3 de mayo, Reporteros sin Fronteras recordó que de el comienzo de 2021 a la fecha, en el mundo han sido asesinados 8 periodistas y 4 colaboradores. En Bangladesh y Burkina Faso han matado a 2 periodistas, en Afganistán, Grecia, Líbano y Somalia, a uno.

En lo que va del año también se registraron encarcelamientos de 308 periodistas, 100 internautas y 12 colaboradores.

Debido a la impunidad y corrupción política, México está entre los países más letales para los que ejercen el periodismo, según RSF. Unos 120 periodistas han sido asesinados en los últimos 20 años, la mitad de esos asesinatos ocurrieron a partir de 2012.

América Latina registra este año el peor retroceso en libertad de prensa, según la Clasificación 2021 de la Libertad de Prensa de RSF, un análisis del ejercicio de la profesión periodística. Se advierte que en la región ha habido un “deterioro generalizado”, y que la pandemia ha servido como “acelerador de la censura”.

El estudio indica que los gobiernos han puesto trabas para acceder a la información sobre la gestión de la pandemia, y las limitaciones “se han traducido en un espectacular deterioro del indicador que mide las dificultades de acceso a la información para los periodistas”.

El Salvador lidera la lista de los países donde se ha registrado un mayor retroceso en libertad de prensa, y encargados de cubrir la pandemia se vio “ampliamente obstaculizado”,.

El informe detalla que la policía incautó material periodístico, .se prohibió acceso a espacios públicos, hubo falta de transparencia en acceso información pública, funcionarios presidenciales se negaron a responder preguntas sobre el coronavirus en las ruedas de prensa, y se prohibió entrevistar a representantes del Estado sobre el asunto.

En Guatemala también se registraron “prácticas de obstrucción similares”, y en mayo de 2020, el presidente del país, Alejandro Giammattei, expresó su deseo de “poner toque de queda a los medios”.

Asimismo, en Ecuador, Nicaragua, Honduras y Venezuela, los líderes gubernamentales también “dificultaron especialmente la tarea de los medios”, dónde sus presidentes “aprovecharon la onda expansiva provocada por la crisis para fortalecer su arsenal de censura y complicar aún más la labor informativa de la prensa independiente.

A los periodistas se les acusó públicamente de exagerar la gravedad de la crisis sanitaria y de sembrar el pánico en el espacio público”, advierten.

En Brasil también ha retrocedido en libertad de prensa, según el informe de Reporteros sin Fronteras, debido principalmente a falta de transparencia y obstáculos impuestos por el Gobierno de Jair Bolsonaro en las cifras de coronavirus en el país.

Por otro lado, Costa Rica está en el puesto 5 en la Clasificación, de los países latinoamericanos seguido de Uruguay en el puesto 18, y Trinidad y Tobago en el 31

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here