Miles de habitantes de Hong Kong no cesan en su demanda de mayor democracia y este lunes, miles de personas salieron a las calles del centro para reclamar el apoyo de la comunidad internacional a su movimiento y en especial quieren apoyo de Estados Unidos.

La movilización de las últimas horas contó con el aval  de la policía, y los inconformes llamaron a los legisladores estadounidenses a votar una ley que sancione a dirigentes chinos a quienes señalan por interferir en la política del territorio.

La Cámara de Representantes de Estados Unidos podría votar esta misma semana el “Hong Kong Human Rights and Democracy Act”  en donde se incluiria una revisión anual del estatus que Estados Unidos otorga a Hong Kong en términos comerciales y que podría derivar en sanciones contra responsables chinos.

Uno de los promotores del proyecto, el republicano Josh Hawley, denunció una deriva hacia un “Estado policial”, durante una visita de 2 días a Hong Kong en donde las protestas en favor de más democracia llevan ya 4 meses.

“La situación aquí es crítica”, declaró Hawley, que durante su visita asistió a una manifestación en el barrio de Mongkok, el domingo por la noche, y a una reunión con el activista prodemocracia Joshua Wong.

Cuestionado sobre qué mensaje llevará a Washington, respondió que dirá “que Hong Kong podría convertirse en un Estado policial, que su gobierno representativo y que el principio ‘Un país, dos sistemas’ está en riesgo”. Gracias a ese principio, los hongkoneses gozan, hasta 2047, de libertades inexistentes en China Continental, perolos manifestantes acusan a China de no respetar el acuerdo y de inmiscuirse cada vez más en los asuntos de la región.

Pekín dice que la movilización está atizada por “fuerzas externas” y alegó, como prueba, que varios responsables extranjeros expresaron su apoyo a los manifestantes.

 

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here