El presidente Andrés Manuel López Obrador pidió evidenciar “la mano negra” qué podría estar detrás de los cierres de planteles y actos de vandalismo en el seno de la Universidad nacional Autónoma de México, e hizo un llamado al diálogo para resolver diferencias en la máxima casa de estudios.

En su conferencia de prensa matutina, el jefe del ejecutivo federal apuntó que espera que se resuelvan los problemas en la UNAM, y expresó que “no hay condiciones para llevar a cabo un movimiento que paralice la Universidad. No es una situación como la de 1968, de un autoritarismo que prevalecía”.

Mencionó que circuló en redes una convocatoria a paro total en la UNAM, sin consultar al respecto a la comunidad universitaria, por lo que consideró que era además un acto de autoritarismo, al tiempo que cuestionó que los manifestantes se tapen los rostros y hagan uso de la violencia.

Expresó que “siento qué hay mano negra, hay que ver de quién, siempre hay quién mueve la cuna y hay que lamparearlos para que no anden ahí en los sótanos”.

Aseguró que se están viviendo tiempos nuevos porque en el país no está presente el autoritarismo, se está brindando atención a la gente pobre, se respeta a la diversidad, la libertad de prensa y no hay censura.

López Obrador agregó que “no hay una esfera que permita que un movimiento sin causa pare o impida el funcionamiento de la UNAM; desde luego, hay grupos inconformes y hay que dialogar, pero no es un movimiento colectivo mayoritario. Vamos a ser respetuosos de la autonomía de la Universidad”.

Añadió que “se debe de evitar qué haya paros injustificados y que no haya manipulación política”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here