La negociación de los contratos de administración de varios reclusorios del país entre el gobierno federal y las empresas, permitió al país una reducción de costos de un 15%, de acuerdo con lo informado este jueves por la Secretaria de Seguridad del Gobierno de México, Rosa Icela Rodríguez.

La funcionaria presentó en la mañanera de hoy los resultados de la negociación de contratos adjudicados de manera directa y sin licitación alguna en pasadas administraciones hasta por 20 años, a empresas como ICA que tenía 2, Prodemex que recibió 2, Inbursa que tenía 2, y los restantes en manos de GIA y BlackRock con un contrato casa una.

Ejemplifico señalando que el monto que contractualmente hay que pagar a estas empresas este año es de casi de 16 mil millones de pesos, y gracias a los acuerdos que se formalizarán en breve, pagarán 13 mil 543 millones, lo que significa una reducción de dos mil 390 millones de pesos anuales en este año de 2021.

Al término de la administración se generará un ahorro de 10 mil 106 millones de pesos en estos 4 años y, de acuerdo con cálculos que pueden aún variar y tener actualizaciones respecto de la inflación, al finalizar la contratación el Gobierno de México tendrá una reducción de alrededor de 41 mil 496 millones de pesos.

Rodríguez Velázquez explicó que con el apoyo de la Consejería Jurídica de la Presidencia se logró en la negociación que las instalaciones de los centros penitenciarios sean incorporadas a los bienes de la nación al concluir los contratos.

Dijo que también se acordó hacer una revisión permanente de la calidad y el cumplimiento de las obligaciones del contrato, y que se busque siempre con las autoridades penitenciarias en los servicios, respeto a los derechos humanos de las personas privadas de la libertad.

La titular de Seguridad Ciudadana recordó que que aún hay procesos penales abiertos para investigar y determinar la responsabilidad de los servidores públicos involucrados que han hecho un daño al patrimonio de México.

La funcionaria federal mencionó que el acuerdo en materia de Reclusorios implica no pagar este año hasta que se firmen los contratos para determinar cuánto se va a pagar, poro que los pagos están suspendidos ahorita enero.

Por su parte, el presidente Andrés Manuel López Obrador expresó que los contratos firmados originalmente eran “muy leoninos, muy favorables para las empresas y muy malos para la hacienda pública, para el pueblo”.

Dijo que se entregaron los contratos para 8 reclusorios con el compromiso de pagar año con año por la administración de los reclusorios en un tiempo de 20 años, y que el pago era excesivo pues entre otras cosas, se tenía que pagar habiendo o no habiendo prisioneros, reclusos, el 100%, y al finalizar el contrato en 20 años, las instalaciones seguían siendo de las empresas.

Denunció que todo era hacer negocio al amparo del poder público mediante el influyentismo y con el control absoluto del gobierno, el cual estaba tomado y secuestrado, convertido en un comité al servicio de unos cuantos.

Agregó que el nuevo acuerdo significa que no va a deshacer contratos, o incumplir con contratos de otros tiempos, sino quitarles las aristas más nocivas para la hacienda pública y que logremos ahorros.

Añadió el presidente que con el ahorro en los contratos por alrededor 2 mil 500 millones de pesos por año, esa suma ascenderá a 10 mil millones en lo que resta de su gobierno, y que con ello se puedan financiar todos los cuarteles que necesitamos de la Guardia Nacional, dónde un cuartel significa una inversión de alrededor de 25 millones de pesos..

Finalizó diciendo que “lo que comentó aquí Rosa Icela es muy importante. Cuando no hay corrupción, el presupuesto rinde, alcanza”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here