El Instituto Nacional Electoral apercibió al Presidente Andrés Manuel López Obrador, para que ajuste su conducta a lo ordenado por la Comisión de Quejas y Denuncias el pasado 19 de abril, cuando resolvió quejas presentadas por el Partido de la Revolución Democrática y Movimiento Ciudadano, con motivo de las declaraciones realizadas por el mandatario en la conferencia de prensa matutina del pasado 16 de abril.

El INE consideró desde una óptica preliminar, que las conductas denunciadas eran posiblemente violatorias de los artículos 41 y 134 de la Constitución, así como de los criterios y establecidos por el Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, por lo que determinó que era procedente la medida cautelar, bajo la figura de tutela preventiva.

Así, ordenó al Presidente que, durante las campañas electorales y hasta el día de la Jornada Electoral el 6 de junio del 2021, se abstenga de difundir logros de gobierno incluyendo programas sociales y personas beneficiarias, obra pública, e incluso emitir información que pueda incidir en las preferencias electorales de la ciudadanía, incluso cuando responda a preguntas formuladas en las conferencias de prensa.

Precisa el INE que ell artículo 41 constitucional señala que “durante el tiempo que comprendan las campañas electorales federales y locales y hasta la conclusión de la respectiva jornada comicial, deberá suspenderse la difusión en medios de comunicación social de toda propaganda gubernamental”.

Por su parte, el artículo 134 establece que “los servidores públicos de la Federación, entidades federativas, Municipios y demarcaciones territoriales de la Ciudad de México, tienen en todo tiempo la obligación de aplicar con imparcialidad los recursos públicos que están bajo su responsabilidad, sin influir en la equidad de la competencia entre los partidos políticos».

El Acuerdo fue notificado a la Consejería Jurídica del Ejecutivo Federal el 19 de abril, a las 20:33 horas, pero al día siguiente, durante la conferencia matutina del martes 20 de abril, el Presidente volvió a hacer pronunciamientos relacionados con propaganda gubernamental y de índole electoral, lo que motivó que se presentara otra queja por incumplimiento a la medida cautelar dictada por la Comisión de Quejas un día anterior.

Ante los hechos, el 22 de abril, la Unidad Técnica de lo Contencioso Electoral, área encargada de conocer posibles incumplimientos de alguna medida cautelar, en uso de sus facultades legales y reglamentarias, consideró que las expresiones y posicionamientos del Presidente de México en la conferencia matutina del 20 de abril, actualizan un posible desacato a la medida cautelar indicada, al versar sobre acciones y logros de gobierno, así como cuestiones de índole electoral.

Por esto, determinó que se considera justificado, oportuno y necesario ordenar al Presidente de México, Andrés Manuel López Obrador, ajuste su conducta a lo ordenado por la Comisión de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral, apercibido que, de no hacerlo, se le impondrá como medida de apremio una amonestación pública, con fundamento en lo establecido en el artículo 41, numeral 1, en relación con el artículo 35, numeral 1, fracción I, del Reglamento de Quejas y Denuncias del Instituto Nacional Electoral.

Añade el INE que la conducta denunciada el 20 de abril se suma a otros antecedentes y quejas presentadas por diversas fuerzas políticas.

Una vez que se obtengan respuestas a los requerimientos descritos, se enviará el expediente a la Sala Regional Especializada del Tribunal Electoral del Poder Judicial de la Federación, para que sea quien finalmente determine si existió o no desacato a la medida cautelar ordenada por esta autoridad y se pronuncie sobre el fondo de las conductas denunciadas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here