En un comunicado, la relatora especial de la Organización de las Naciones Unidas sobre la situación de los defensores de los derechos humanos, Mary Lawlor,  hizo un llamado al gobierno de Cuba  para que detenga la intimidación y detención de quienes laboran por la justicia racial en las isla.

De acuerdo con Lawlor, “los arrestos periódicos contra las personas defensoras de los derechos humanos en la isla, la falta de acceso a representación legal durante las detenciones y la vigilancia ejercida por agentes del Departamento de Seguridad del Estado son contrarias al derecho internacional y deben cesar”.

La oficina de la relatora consigna que miembros del Comité de Integración Racial en Cuba que combaten el racismo y la discriminación contra la población afrocubana, han sido arrestados en sus domicilios desde 2017 por agentes de la seguridad del Estado y se les impidió viajar por más de 2 años a eventos relacionados con su trabajo de defensa de derechos humanos.

El texto precisa que la experta de ONU está en contacto con las autoridades de la isla sobre este asunto, y apunta que “los defensores de los derechos humanos alzan su voz para reivindicar el buen funcionamiento del Estado de Derecho y su papel debe ser reconocido”.

Lawlor agrego que las personas defensoras de derechos humanos en Cuba son objeto de ataques frecuentemente, y “sufren limitaciones a su libertad de movimiento debido a lo que parece ser un entramado de inteligencia que comienza con el uso indebido del derecho penal y termina con el acoso diario de las autoridades”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here