El secretario general de la ONU, António Guterres, pidió esfuerzos para eliminar la mutilación genital femenina para 2030.

La mutilación genital femenina es una terrible violación a los derechos humanos que afecta la salud y el bienestar de millones de mujeres y niñas de todo el mundo, dijo Guterres en un mensaje con motivo del Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, el cual se conmemora este 6 de febrero.

Lamentablemente, la pandemia de COVID-19 ha incrementado el número de niñas en riesgo de sufrir esta horrible práctica. Los confinamientos y los cierres de escuelas han dejado a las niñas muy vulnerables a daños de todo tipo y han obstaculizado los esfuerzos para poner fin a prácticas nocivas, incluyendo la MGF. Sin acciones urgentes, otros dos millones de niñas podrían estar en riesgo de sufrir MGF de aquí al 2030, además de los cuatro millones de niñas que ya se encuentran en riesgo cada año, dijo.

“Exhorto a todos los Gobiernos, los responsables de la elaboración de políticas, las organizaciones de la sociedad civil y otros a dar prioridad a abordar la mutilación genital femenina en sus respuestas nacionales a la COVID-19. La MGF es una forma de violencia de género y un asunto de protección infantil” , dijo. “Si vamos a cumplir nuestro objetivo global de eliminar la MGF para 2030, tenemos que incrementar la tasa de avance diez veces. Esto requerirá unos 2.400 millones de dólares en la próxima década” .

El costo de la inacción es mucho mayor. Poner fin a la MGF es esencial para acabar con la violencia de todo tipo contra mujeres y niñas y para lograr la equidad de género, dijo.

“En el Día Internacional de Tolerancia Cero con la Mutilación Genital Femenina, alzamos la voz para decir ¡Basta! No hay tiempo que perder. Unámonos, financiemos y actuemos para poner fin a la mutilación genital femenina para 2030” .

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here