La compañía aérea australiana Qantas anunció esta semana que realizará vuelos de prueba sin escalas de 20 horas de duración, con unos cuantos pasajeros que viajarán desde Nueva York y Londres a Sídney.

El objetivo es ver cómo reacciona el cuerpo humano, antes de comercializar este nuevo servicio.

Un reporte del diario Los Angeles Times explica que la aerolínea planea iniciar la simulación de los vuelos más largos del mundo en octubre con solo 40 pasajeros en su mayoría empleados y tripulantes, quienes se someterán a controles y evaluaciones médicas.

Los planes de la compañía son conectar la costa este de Australia con Sudamérica, Sudáfrica y América del Norte, y de acuerdo con el presidente ejecutivo de la compañía, Alan Joyce, dijo a Bloomberg que espera que los primeros vuelos comerciales de larga distancia, que enlazarán a Sídney con Nueva York y Londres, estén disponibles a partir de 2022.

Qantas considera usar aviones 777-8X, de Boeing, o variantes del A350 de Airbus para este objetivo, y se privilegió tener más espacio para que los pasajeros estiren las piernas, que otras comodidades como camas y zonas recreativas.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here