La Organización Mundial de la Salud expresó una grave preocupación por el aumento en casos y muertes por COVID-19 en todas las regiones del mundo.

“Todas están mostrando un aumento, un poco menos en África, pero por todas partes del planeta estamos viendo números muy preocupantes”, dijo Margaret Harris.

La experta dijo que esto se debe a una combinación de varios factores, entre ellas, un aumento en las variantes, y personas que salen del confinamiento y lo interpretan como una señal de volver a la “antigua normalidad”.

“Ya sabemos que esto no está funcionando. Las personas también están malinterpretando las cosas y pensando que las vacunas van a detener la transmisión y no es así. Necesitamos reducir la transmisión mientras le damos la oportunidad a las inmunizaciones de parar la enfermedad grave y las muertes”, agregó.

Harris dijo que, sin embargo, hay buenas noticias de estudios preliminares en países como Reino Unido que han vacunado a una buena parte de su población y que afirman que se han evitado una gran cantidad de muertes y casos graves.

“Tenemos que mantener todas las medidas de salud pública, tenemos que ser mejores en las cuarentenas, en el aislamiento de las personas con síntomas, en el rastreo de contactos, y realmente hacerlo en todas partes”, agregó.

Por otro lado, Pinto informó durante la conferencia que las vacunas chinas Sinopharm y Sinovac están en las etapas finales de evaluación y ya se ha citado a un grupo técnico de expertos para el 26 de abril y la semana del 3 de mayo, en donde se espera que haya una decisión final sobre el uso de emergencia de ambas inmunizaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here