La pandemia del COVID-19 ha obligado a las personas a confinarse en sus casas para protegerse de la enfermedad, con el riesgo de que la prolongada falta de exposición al sol traiga consigo falta de vitamina D, nutriente importante para el organismo.

La vitamina D juega importante papel en la absorción de calcio y es decisiva en la salud de nuestros huesos. Su falta podría llevar a problemas óseos, como osteoporosis y fracturas. Además, un organismo con bajos niveles de esta vitamina puede presentar debilidad muscular, fatiga y hasta problemas de salud mental.

Ante la cuarentena impuesta por la crisis del coronavirus, el Gobierno del Reino Unido ha recomendado a las personas que consideren tomar 10 microgramos diarios de vitamina D si están encerradas en su casa la mayor parte del día. La vitamina D afecta al funcionamiento de todo nuestro organismo, así que es importante identificarla

Entre los signos propios de la falta de vitamina D están.

Baja inmunidad:  Una de las funciones más importantes de la vitamina D es mantener tu sistema inmunológico fuerte, algo de particular importancia en los tiempos de coronavirus. Si te enfermas a menudo, es posible que niveles bajos de vitamina D sean un factor contribuyente.

Dolor en los huesos:  Como ya se ha mencionado, la vitamina D ayuda al organismo a absorber el calcio y fortalecer los huesos. Así que si te duele, por ejemplo, la espalda baja, podrías tener bajos niveles de esta vitamina. Los dolores musculares también podrían ser causados por falta de vitamina D.

Fatiga y cansancio:  Detrás de la fatiga y del cansancio constante puede haber numerosas razones, y la deficiencia de vitamina D es una de ellas. La falta de este nutriente podría incluso causar insomnio.

Cicatrización lenta:  La vitamina D aumenta la producción de elementos cruciales en la formación de una nueva piel en el proceso de cicatrización. Si tienes heridas que tardan mucho en curarse, podría faltarte vitamina D.

Depresión:  Un pesimismo constante y un estado de ánimo más deprimido es uno más de los síntomas que alertan de niveles insuficientes de vitamina D.

Pérdida de cabello:  Una de las causas más comunes de la pérdida del cabello es el estrés, pero también podría ser el resultado de una deficiencia de nutrientes, en particular de vitamina D. Tener poca puede hacer que se te caiga el cabello, sobre todo si eres mujer.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here