Se retrasó un año por la pandemia pero Kobe Bryant ya es miembro, junto con Tim Duncan y Kevin Garnett, del Salón de la Fama y Museo Naismith del Basquetbol.

El legendario basquetbolista fallecido en 2020 en un accidente de helicóptero tuvo que esperar un año, formó parte un grupo de 9 grandes jugadores cuya exaltación debió esperar más de un año después de que se anunció la generación del 2020.

“En este momento estoy segura de que él se está riendo en el cielo, debido a que lo voy a elogiar en público”, dijo Vanessa, su viuda, quien al terminar su alocucion
tomó la mano de Michael Jordan para descender del escenario.

“Nunca habrá nadie como Kobe”, expresó Vanessa, quien subrayó que “Kobe era único. Era especial. Era humilde fuera de la cancha, pero más grande que la vida”.

Junto con Bryant, Duncan y Garnett se unieron al Salón de la Fama la entrenadora 3 veces campeona de la NCAA Kim Mulkley; el coach 2 veces campeón de la NBA Rudy Tomjanovich; la 4 veces medallista de oro olímpica Tamika Catchings; el 3 veces entrenador en el Final Four Eddie Sutton; Barbara Stevens, quien ganó 1.000 partidos; y sí el secretario general de la FIBA Patrick Baumann.

Bryant no fue el único que ingresó de manera póstuma. Sutton y Baumann lo acompañan. El hijo de Sutton, Sean Sutton dio un mensaje grabado en nombre de su padre; el hijo de Baumann, Paul y su hija Bianca, hicieron lo mismo por su padre.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here