Cada vez más mujeres niponas están en contra de una tradición en la que deben regalar chocolates a los hombres en su centro de trabajo el Día de San Valentín.

Novios y esposos reciben de sus parejas el ‘honmei choco’ (chocolate de verdaderos sentimientos), mientras que los demás hombres reciben el ‘giri choco’ (chocolate por obligación) de parte de sus compañeras de oficina.

Los hombres que reciben este regalo en San Valentín deben obsequiar un presente a la mujer en el Día Blanco el 14 de marzo. Sin embargo, existe una presión latente para garantizar que el ‘giri choco’ se entregue a todos los hombres para evitar ofender a alguien.

Para las japonesas el Día de San Valentín es ya una experiencia estresante y costos.  y cada vez más compañías niponas están prohibiendo ese hábito en sus oficinas.

Un sondeo de la prensa local revela que casi el 40% de los empleados, tanto mujeres como hombres, ven la costumbre del ‘giri choco’ como una forma de hostigamiento.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here