El canciller italiano Luigi Di Maio dijo en una rueda de prensa conjunta con su homólogo francés Jean-Yves Le Drian que Italia seguirá bloqueando los cargamentos de vacunas que vayan dirigidas a países no vulnerables, mientras sigan haciendo falta las vacunas en la Unión Europea.

Di Maio señaló que “Las empresas farmacéuticas suministran con retraso las vacunas a la Unión Europea, lo que es inaceptable (…) seguiremos bloqueando la exportación hasta que dejen de haber retrasos”, advirtió Di Maio.

Italia sumó otros 24.036 infectados con el coronavirus en las últimas 24 horas, con lo cual el balance desde el inicio de la pandemia asciende a 3.023.129, según el informe del Ministerio de Sanidad.

A su vez, los 297 decesos reportados durante la jornada elevan la suma de los casos letales a 99.271.

Este 5 de marzo las autoridades sanitarias batieron el récord de las pruebas diarias de COVID-19, al realizar 378.463 test, con lo cual el índice de positividad se situó en el 6,3%.

Entre las regiones, Lombardía reporta 5.210 nuevos casos positivos, le siguen Emilia Romaña con 3.246 contagiados, Campania con 2.842 y Piamonte con 2.283.

Explicó el canciller italiano que el mecanismo europeo existente que permite el bloqueo de vacunas que van dirigidas a “países no vulnerables”, aunque remarcó que la acción emprendida por el Gobierno de su país no es un “acto hostil”.

La decisión de las autoridades italianas fue apoyada por Alemania y Francia, mientras el primer ministro británico Boris Johnson la criticó, insistiendo en que “la recuperación del COVID-19 depende de la cooperación internacional, con lo cual este tipo de restricciones ponen en riesgo la batalla global que libran las vacunas”.

En cuanto a Australia, el primer ministro Scott Morrison empatizó con Italia diciendo que comprende sus preocupaciones.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here