La tensión entre israelíes y palestinos sigue escalando en las últimas horas, y se estima que a partir de los ataques entre ambos bandos a partir del pasado lunes, han muerto más de 80 personas en Gaza y 7 en Israel, de acuerdo con el Ministerio de Salud palestino.

Ante el recrudecimiento del conflicto, el primer ministro israelí, Benjamín Netanyahu, recibió vía telefónica del mandatario estadounidense Joe Biden, su firme apoyo a Israel, asegurando que tiene el “derecho legítimo a defenderse”, al tiempo que condenó los ataques con cohetes de Hamás lanzados desde Gaza.

Biden reiteró el compromiso de Washington con la seguridad de Israel y de acuerdo con la Casa Blanca, “transmitió el apoyo de Estados Unidos para crear un camino hacia el restablecimiento de una calma sostenible”. a su vez, el secretario de estado, Antonhy Blinken, conversó vía telefónica con la dirigencia palestina para buscar detener las hostilidades.

Funcionarios del aeropuerto Ben Gurión anunciaron que los vuelos entrantes se desviarán de la terminal aérea cerca de Tel Aviv al aeropuerto Ramón, en el sur, con la intención de minimizar la exposición de los viajes civiles al lanzamiento de cohetes desde Gaza.

La medida pretende ampliar el corredor aéreo que toman los vuelos de pasajeros dentro y fuera del país, y minimizar el número de aviones con pasajeros en tierra para reducir las posibilidades de que el lanzamiento de cohetes desde Gaza impacte en uno de ellos. Aviones de carga y los privados aún podrán aterrizar en el aeropuerto Ben Gurión, dijo un portavoz de la Autoridad de Aeropuertos de Israel.

El movimiento Hamás aseguró que ha disparado desde la Franja de Gaza un misil contra el Aeropuerto Internacional Ramon de Eilat, el segundo más grande de Israel.

El ala militar de ese grupo palestino eligió el aeropuerto situado en el extremo sur del país como objetivo de su ataque después de que las autoridades israelíes redirigieran allí los vuelos del Aeropuerto Ben Gurión, más cerca de la costa mediterránea.

El grupo afirmó que se trata de una respuesta “limitada” a la eliminación de varios líderes de Hamás por la Fuerza Aérea de Israel, pero fuentes oficiales en Israel han descartado en declaraciones a Reuters que el aeropuerto Ramon estuviera en peligro por el fuego palestino e informan que sigue operando como siempre.

Las Fuerzas de Defensa de Israel han atacado cientos de objetivos de Hamás y pronto habrá “más de mil”, ha declarado el primer ministro del país, Benjamín Netanyahu. “El uso de las baterías de la Cúpula de Hierro nos proporciona la oportunidad de atacar y las Fuerzas de Defensa de Israel ya han atacado cientos de objetivos, pronto habrá más de mil, y continuamos atacando a Hamás, protegiendo a nuestros ciudadanos”, comentó Netanyahu tras visitar una de las baterías del sistema de defensa aérea israelí.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here