La Fiscalía de Estambul inició una investigación en relación a la responsabilidad de los 2 pilotos que estaban al mando del avión que se despistó el miércoles en el aeropuerto turco de Sabiha Gökçen en Estambul.

La pesquisa busca deslindar responsabilidades y determinar si la actuación de los pilotos influyó en el incidente que provocó muertos y heridos” por una “negligencia”.

Según la agencia de noticias turca Anatolia, el Ministerio Público de dicha ciudad ordenó tomar muestras de sangre a los  pilotos, para determinar si consumieron alcohol o drogas, y testificarán como “sospechosos” una vez hayan recibido el alta.

Asimismo, el ministro de Transporte, Mehmet Cahit Turan, reconoció un día antes del siniestro el mal estado del aeropuerto de Sabiha Gökçen ubicado en la parte zona asiática de Estambul.

La compañía aérea turca Pegasus a la que pertenecía el avión siniestrado,  investiga las causas del accidente, que  dejó un saldo de 3 pasajeros muertos, en tanto que la prensa local especula si los pilotos hicieron caso omiso de las indicaciones de los controladores.

En las imágenes de video que se tienen del accidente, se aprecia que el aparato se sale de pista, cae 30 metros y se parte en tres. Por la noche se recuperaron las cajas negras de la aeronave, y los trabajos para descifrar sus contenidos no han terminado.

El accidente causó un incendio en la aeronave, y en un principio se informó que no había víctimas, luego de que muchos pasajeros abandonaron el avión por su propio pie, pero los equipos de salvamento trabajaron por horas para rescatar a personas atrapadas entre los restos del aparato, y solo hacia la medianoche pudieron dar por finalizada la labor, con el saldo de muertos señalado.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here