Un fiscal especial suizo dio inicio a un procedimiento criminal en el marco de una investigación relacionada con un encuentro del Gianni Infantino, presidente de la FIFA, con el procurador especial de Suiza, Michael Lauber, quien ya renunció al cargo.

Infantino fue acusado de intentar blanquear la reputación de la FIFA mientras Lauber investigaba el caso, y de acuerdo con la agencia Reuters, la Justicia suiza ya había identificado elementos de conducta criminal en relación con ambos sospechosos.

Los antecedentes del asunto indican que en 2016 y 2017, Infantino y Lauber habrían sostenido 3 reuniones de manera secreta y ambos negaron inicialmente haber actuado de manera ilícita.

Lauber, cuya oficina investigaba presunta corrupción dentro de la FIFA, presentó su renuncia la semana pasada luego de que una corte determinara que había mentido a sus superiores para ocultar sus reuniones con Infantino.

La FIFA quedó sumida en un enorme descrédito cuando Joseph Blatter, quien antecedió a Infantino al frente de la FIFA tras dejar el puesto en 2016 en medio de un escándalo de corrupción asociado con pagos a su presunto sucesor, Michel Platini, por entonces presidente de la UEFA.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here