Investigadores franceses aseguraron al diario Le Parisien, que el piloto del vuelo MH370 de Malaysia Airlines que desapareció el 8 de marzo de 2014 con 239 personas a bordo habría mantenido el control de la aeronave “hasta el final”.

Esto abriría la posibilidad de que quisiera suicidarse y asesinar a sus acompañantes.

De acuerdo con miembros del único grupo que aún realiza una investigación judicial del suceso, accedieron a “una cantidad considerable” de información al respecto, incluidos los datos satelitales de la aeronave, durante una visita que realizaron a la sede de la compañía Boeing en Seattle en mayo pasado.

Aunque estiman que necesitarán alrededor de un año para revisar todos esos datos, en sus pesquisas preliminares sugieren que “alguien estaba tras la palanca de control cuando el avión se estrelló en el océano Índico”.

En concreto, una fuente cercana a la investigación precisó que “algunos giros anormales” que realizó ese Boeing 777 “solo se pueden hacer en modo manual”, con lo cual “alguien estaba al mando”.

Este dato plantea la posibilidad de que se tratara de un siniestro voluntario y, aunque un investigador insiste en que “es demasiado pronto” para asegurar ese hecho “de manera categórica”, hasta el momento “nada acredita que alguien más pudiera haber entrado en la cabina”.

Le Parisien destaca que en círculos “muy cercanos” a la investigación se considera que la tesis del suicidio del capitán Zaharie Ahmad Shah “es la más verosímil”. (RT)

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here