La icónica Venecia amaneció el miércoles con el agua a una altura de hasta los 144 centímetros, y aunque bajó el nivel del 1.87 mts. registrado la noche del martes, las autoridades estiman que en los próximos días se mantenga “en valores muy altos”.

Los reportes en torno a ese inusual fenómeno indican que murieron 2 personas en la isla de Pellestrina que separa la Laguna de Venecia y el mar Adriático. Se desconoce el número de heridos.

El alcalde veneciano Luigi Brugnaro dijo en su cuenta de Twitter que “una marea de 187 centímetros es una herida que deja marcas indelebles”,  y precisó que los venecianos “nos enfrentamos a una marea más que excepcional”, asegurando que “todos están movilizados para manejar la emergencia”.

Luca Zaia, presidente de la región de Véneto, afirma por su parte que están frente a una “devastación apocalíptica y total”.

La inundación afectó gravemente el principal atractivo de la ciudad, que es la Plaza de San Marco, ubicada en uno de los puntos más bajos de Venecia. El vestíbulo de la Basílica de San Marcos, inaugurada en el siglo XI, está lleno de agua y podría sufrir daños irreparables.

Brugnaro dijo que “la Basílica de San Marcos ha sufrido graves daños, como toda la ciudad y las islas. Estamos aquí con el Patriarca Moraglia para brindar nuestro apoyo, pero necesitamos la ayuda de todos”.

El agua, penetró además en el teatro de ópera La Fenice. La estructura del edificio no ha sido dañada, pero, a consecuencia de la inundación, resultaron desactivados sus sistemas eléctricos y anti-incendios. Otras zonas de la ciudad se han quedaron sin electricidad.

El alcalde de Venecia atribuye lo ocurrido al cambio climático.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here