Cada arma que se retira de los hogares permite eliminar el riesgo de un accidente mortal,  dijo Rosa Icela Rodríguez, secretaria de Gobierno de la Ciudad de México, al iniciar la  jornada de “Sí al desarme, sí a la paz” en la alcaldía Álvaro Obregón.

En el atrio de la parroquia de Cristo Rey, dijo que el Gobierno, encabezado Claudia Sheinbaum, impulsa acciones de prevención entre la sociedad, como ésta, porque “no todo es delito, a veces son accidentes que pasan dentro del hogar, porque un niño puede jugar con un arma, porque un joven que pudo haber tomado alcohol está frente a un arma y se le hace muy fácil accionarla”.

 Dijo que del 21 de enero a la fecha se han canjeado mil 823 armas de fuego por dinero en efectivo, de las cuales mil 511 fueron cortas, 212 largas y 100 granadas.

Comentó que este nivel de captación de armas de fuego ha sido posible gracias a la participación de la ciudadanía, que se ha enterado de esta acción institucional a través de los medios de comunicación y de los brigadistas de la Secretaría de Gobierno, de Participación Ciudadana, del Instituto de la Juventud y del sistema para el Desarrollo Integral de la Familia, que a la fecha han tocado casi un millón de hogares para dar a conocer la importancia del canje.

Añadió que el 95% de la población evalúa de manera positiva el programa y agradeció la participación el Ejército Mexicano, cuyos integrantes destruyen en el momento las armas de fuego canjeadas por dinero en efectivo de forma anónima.

Detalló que en el caso de Gustavo A. Madero, se canjearon 400 armas, en Iztapalapa 278, en Cuauhtémoc 157, en Miguel Hidalgo 130, en Benito Juárez 120 y en Xochimilco 48.

El módulo ubicado en la Parroquia Cristo Rey de Tacubaya, en avenida Escuadrón 201 No. 71, colonia Cristo Rey, en Álvaro Obregón, dará servicio hoy y mañana y reanudará actividades el lunes próximo, por las actividades de Semana Santa.

Jesús Orta, secretario de Seguridad Ciudadana, destacó la importancia de la denuncia ciudadana, ya que sin ella, la capacidad de investigación y de procuración de justicia se limita, y mencionó quee portar un arma de fuego es ilegal y está reservado para elementos de seguridad pública, militares y personas que cuenten con permiso por la función que desempeñan; tenerla en casa sólo pone en riesgo a la familia.

Marcela Muñoz, directora general de Seguridad Ciudadana en Álvaro Obregón, invitó a la población a denunciar y a no naturalizar lo que ocurre en sus colonias y casas; las armas nunca son la solución.

En su oportunidad, el párroco Clemente Santana, aseguró que se sumará a esta estrategia porque “alcanzar la paz y eliminar la violencia no es cosa sólo de instituciones, nos toca a todos y de diferentes trincheras”.

DEJA UNA RESPUESTA

Please enter your comment!
Please enter your name here